Archivo de la categoría: Granada

Excursión a Piñar de Granada (y 7): Vuelta a Fuengirola, parada en área Manzanil

23 de abril de 2022

El día 23 de abril fuimos de excursión al pueblo de Piñar en Granada. Al regreso paramos en el área de servicio de Abades Manzanil.

Durante el tiempo que estuvimos en Piñar no llovió, pero tanto antes de llegar como después de irnos empezó a hacerlo.

A pesar de que dedicamos todo el día, no pudimos ver todo lo que ofrece Piñar. Por ejemplo, no vimos su castillo.

No vimos la cueva de la Carihuela:

Cueva de la Carihuela. A 300 m de la Cueva de las Ventanas.

Tampoco vimos el taller de hacer herramientas de sílex con un hueso de venado, etc.

Ya en el camino de vuelta el cielo se puso bastante negro y al llegar a Loja ya estaba lloviendo. En Loja paramos en el área de servicio de Abades Manzanil.

En este área de servicio hay cafetería, tienda, baños, etc. En la tienda hay productos de la zona interesantes, como un aceite de oliva muy bueno (he dicho bueno, no barato). Y algunos elementos de artesanía.

Un detalle de la artesanía que venden.

Esa fue nuestra última parada antes de llegar a Fuengirola.

Nota sobre organizador: Nosotros fuimos desde Fuengirola en un viaje organizado por Elisa, de los Boliches. El viaje resultó muy agradable.

Nota sobre fotos

Las fotos que se han utilizado, han sido realizadas por Félix Ares y Álvaro Ares y las licenciamos como Creative Commons . Attribution 4.0. International CC by 4.0. Puede usarlas, pero deben dar crédito a los autores y que se han sacado de la página https://felix.ares.fm

Creative Commons License

_ _ _

NOTA: ya saben ustedes que el Spam está a la orden del día. Si pusiera me dirección de correo electrónico en forma visible, mi buzón se llenaría de basura. Si quieren ponerse en contacto conmigo, pueden hacerlo en esta dirección, que pienso está suficientemente difícil para los robots.

Excursión a Piñar de Granada (6): Taller de aves rapaces

23 de abril de 2022

El día 23 de abril fuimos de excursión al pueblo de Piñar en Granada. Tras el almuerzo fuimos a ver un taller de aves rapaces.

Tal como habíamos dicho, en el restaurante anunciaban un taller sobre aves rapaces y decían que presentando el ticket de comida, el taller era gratuito.

Lo primero que nos dijo el monitor es que lo más habitual es hacer ese taller al aire libre, pero como ese día había llovido por la mañana, y el cielo amenazaba tormenta, que lo hacíamos en el interior.

Nos sentamos y el monitor nos explicó que íbamos a ver diversas aves rapaces. Como había algunos niños, les preguntó si sabía lo que eran las aves rapaces. Dialogando con ellos nos explicó a todos que son aves carnívoras. Después nos señaló lo animales que allí había y dijo que allí había aves rapaces diurnas y nocturnas. Y nos explicó que normalmente las nocturnas tienen ojos más grandes y las diurnas más pequeños.

El búho real

El primer «artista invitado» fue en búho real.

El monitor junto al búho real
El monitor junto al búho real

El monitor era excelente explicando. Lo primero que recuerdo es que nos llamó la atención sobre esa especie de orejas que tiene encima de los ojos. Nos explicó que no son orejas, sino que son plumas que sirven para mostrar su estado de ánimo a sus congéneres. Realmente sus oídos no se ven y tienen una peculiaridad sumamente curiosa, son asimétricos. Me explico, uno está más alto que el otro, de modo que no son simétricos respecto al plano longitudinal. Si a nosotros nos ponen un espejo vertical en mitad de la nariz, nuestra oreja real coincide con la reflejada, pero en el búho real no es así. Esa asimetría, más un sistema cerebral auditivo realmente espectacular, le permiten precisar el origen de un ruido con uno o dos grados de error. ¡Una maravilla!

Sus ojos no se mueven, por lo que para ver en un cierto ángulo tienen que mover la cabeza. Y su movimiento también es increíble, pueden girar a los lados 270º. Y también el giro vertical (arriba-abajo) es muy amplio.

Si no recuerdo mal nos dijo que como tenía los ojos muy grandes era un ave nocturna. Y es la más grande de toda la exhibición y una de las más grandes de todas las aves rapaces.

El búho real
Búho real y monitor. Permítanme un mal chiste, el búho es el que no lleva mascarilla.

Halcón

El segundo invitado fue el halcón. Según el monitor se trata de un halcón hembra. Yo me lo creo.

Halcón

Si se fijan, sus ojos son pequeños, por lo que podemos deducir que se trata de un ave diurna; es decir, que caza de día.

halcón
Halcón.

Lechuza

Nuestro tercer invitado fue la lechuza. La forma de reconocer la lechuza es sencilla: sus grandes ojos están dentro de dos «antenas parabólicas». Ojos grandes: ave cazadora por la noche.

Lechuza
Lechuza.
Lechuza
Lechuza agitando sus alas.
Lechuza
Lechuza.

Lechuza negra

El siguiente invitado volvió a ser una lechuza, pero en este caso en vez de blanca es de color oscuro. La razón de ellos es la melanina de sus plumas. Su color oscuro hace que pase desapercibida en su hábitat, por lo que puede cazar a sus presas sin dificultad. También tiene «antenas parabólicas», oídos asimétricos, etc.

Lechuza negra
Lechuza negra.

La verdad es que a mí me da sensación de que tiene cara de pocos amigos.


Águila de Harris


Águila de Harris
Águila de Harris.

El siguiente invitado fue lo que el monitor llamó «águila de Harris». Un nombre que yo no había oído jamás. Pero al mirar en la Wikipedia he encontrado que tiene otras denominaciones que me suenas mucho más, por ejemplo halcón de Harris. A mí me recordaba al halcón, ese que se utiliza en los aeropuertos para mantener a raya a los pájaros que pueden interferir en el vuelo de los aviones. El monitor nos explicó varias cosas sumamente curiosas. La primera, que es el animal con mejor vista que existe. La razón es tanto la especial composición de sus ojos, como que la mayor parte de su cerebro la usa para procesar las imágenes. La segunda, que es muy veloz. El animal más veloz que existe. En vuelo normal puede llegar a los 100 kh/h, pero cuando se lanza en picado a por una presa puede alcanzr los 350 km/h. ¡Qué barbaridad!

Halcón de Harris
Águila de Harris.

Sus ojos son pequeños: ave de caza diurna.

Como su cerebro está tan orientado a la vista, el estar entre gente (como era nuestro caso) puede ponerla muy nerviosa. Para evitarlo se usan las caperuzas para halcones. El monitor nos mostró varias, pero no logré sacar las fotos. Pero pueden verlas aquí.


Las plumas del halcón repelen al agua

Nuestro siguiente invitado volvió a ser el halcón. En este caso para hacer un experimento. El monitor nos comentó que las plumas de este búho tienen una grasa que repele al agua. Para demostrar que el halcón, incluso con una fuerte lluvia, no se moja, lo que hizo fue lanzar agua desde una garra a las plumas del ave. Todos pudimos ver que el agua resbalaba y que no penetraba en el cuerpo.

Agua resbalando sobre las plumas del halcón.

Si por alguna causa no pudiera ver el vídeo incrustado, puede acceder a él en YouTube, en esta dirección: https://www.youtube.com/watch?v=ilGM1aaRlQg

Nota sobre los datos. He intentado ser riguroso con los datos. Pero no sé si tomé bien lo que nos dijo el monitor. Si hay algún error, sin duda, es mío: no supe transcribir o entender lo que dijo el monitor.


Nota sobre organizador: Nosotros fuimos desde Fuengirola en un viaje organizado por Elisa, de los Boliches. El viaje resultó muy agradable.

Nota sobre fotos

Las fotos que se han utilizado, han sido realizadas por Félix Ares y Álvaro Ares y las licenciamos como Creative Commons . Attribution 4.0. International CC by 4.0. Puede usarlas, pero deben dar crédito a los autores y que se han sacado de la página https://felix.ares.fm

Creative Commons License

_ _ _

NOTA: ya saben ustedes que el Spam está a la orden del día. Si pusiera me dirección de correo electrónico en forma visible, mi buzón se llenaría de basura. Si quieren ponerse en contacto conmigo, pueden hacerlo en esta dirección, que pienso está suficientemente difícil para los robots.