Archivo de la categoría: Cocina libanesa

Merryland, comida libanesa (Fuengirola)

3 de marzo de 2021

Comida mediterránea

Es muy posible que al lector (si es que tengo alguno) lo del Líbano le suene a algo terriblemente lejano. Sin embargo, no es así. Líbano está en el Mediterráneo. Y, como es habitual en todos los países mediterráneos, comparte con nosotros una cultura culinaria. Todo el Mediterráneo lo hace. Pero es más, no solo compartimos con Líbano el ser mediterráneos, también compartimos el que tanto ellos como nosotros tenemos restos de cultura fenicia y árabe. Todo eso hace que sus comida, aunque a veces nos sorprenda, no deja de ser muy próxima.

Líbano. Limita al sur con Israel. Al norte y este con Siria. Y no está lejos de Chipre.

Desde hace muchos años he tenido ilusión por ir a Baalbeck, pero nunca lo he logrado. A ver si lo consigo.

Hace muchos años en Madrid

Hace ya muchos, muchos, muchos… años, tuve el placer de comer en Madrid, en un restaurante Libanés. Me sorprendió y me gustó. Comí crema de garbanzo (humus), yogur seco (labne) y algún tipo de cordero, como es el kibbeh.

… y ahora en Fuengirola

En Fuengirola ha habido varios restaurantes libaneses, pero sus precios no eran baratos. Recientemente hemos descubierto un restaurante llamado Merryland (con dos erres) que ofrece comida libanesa a buen precio. Lo regentan un matrimonio del Líbano.

En la bandera libanesa,figura el famoso cedro. Con reminiscencias bíblicas. La referencia a este majestuoso árbol, aparece 45 veces en la Biblia; también lo hace en el Talmud.

Merryland ofrece un plato de degustación de varias especialidades libanesas por 19€ para dos personas (perdonen que redondee, pero que me digan 18,95 me parece una tomadura de pelo).

Menús de degustación de comida libanesa, para dos personas, 19€.

La verdad es que nosotros fuimos tres personas, y el camarero que nos atendió, nos dijo que un menú de dos podía servir para tres. No puso ninguna pega. Lo que es de agradecer. Así que lo que hicimos fue pedir para los tres el menú de dos personas y completarlo con alguna cosilla.

El menú de degustación para dos personas. Observen el humus y los kibbeh.

Y lo acompañamos de una tapa de gambas crujientes:

Gamas crujientes-

La ensalada me pareció deliciosa, sobre todo por la “vinagreta” y una semillitas negras que le daban un excelente sabor. Le pedí que me lo mostrará.

Vinagreta de granada. Durra. Fabricado en Jordania.

Desde entonces, me he aficionado a esta “vinagreta” y suelo usarla en todas mis ensaldas. La venden en un tienda árabe de la Avenida de Los Boliches.

También me intrigaron las semillitas negras que él llamó “sal negra”.

Dicha sal, resultó ser semillas de Niguela. En nuestro caso fabricada en Gaudalhorce (Málaga). La verdad es que da a las comidas un interesante sabor y, en muchos casos, nos permite prescindir de la sal.

Niguela. “Sal negra”. Da un excelente sabor a las ensaladas.
Semillas de Niguela.

Para acompañar a la comida nos ofrecieron un vino Rioja de la marca Nubori:

Vino blanco Nubori, de Rioja.

Tras la comida, nos ofrecieron un chupito de Pacharán.

Chupito de Pacharán.

Cuenta

Para tres personas:

Ubicación

Calle Cuartel de Simancas 1 (es un ensanche de la Avenida de los Boliches)

Teléfono: +34 951 07 70 92

Otros detalles

Atención amable y profesional.

También tienen menú del día entre 13 y 16 euros, dependiendo de lo que contenga (el de cordero típico del Líbano es uno de los más costosos.

Y también se puede tomar una cerveza o un vino.


Nota sobre fotos

Las fotos que se han utilizado, han sido realizadas por Félix Ares y Álvaro Ares y las licenciamos como Creative Commons . Attribution 4.0. International CC by 4.0. Puede usarlas pero deben dar crédito a los autores y que se han sacado de la página https://felix.ares.fm

Creative Commons License

_ _ _

NOTA: ya saben ustedes que el Spam está a la orden del día. Si pusiera me dirección de correo electrónico en forma visible, mi buzón se llenaría de basura. Si quieren ponerse en contacto conmigo, pueden hacerlo en esta dirección, que pienso está suficientemente difícil para los robots.