… Hablando de botellas de vino

19 marzo 2021

Un poco de historia de la botella de vidrio

Una directiva europea

En entradas anteriores de este blog he hablado de vino. Todos ellos estaban envasados en botellas bastante parecidas. Hay muchas cosas curiosas. Por ejemplo, tanto las botellas chinas, vietnamitas, sudafricanas, como las nuestras, tienen la misma capacidad: 75 cL. ¿No es extraño que sea el mismo volumen para todos los países? Esa capacidad se da incluso en países donde el Sistema Internacional de Unidades, aunque oficial, se usa poco; por ejemplo, Estados Unidos. También el Reino Unido se usan, para el vino, botellas de ese tamaño.

La razón de esta unanimidad se debe a una directiva de la Unión Europea, la 75/106, [UE, Directiva, 1974, ver bibliografía] que normalizaba el tamaño de la botella de vino, para volúmenes comprendidos entre 50 cL y 1 L, sería de 75 cL. Posteriormente, Estados Unidos siguió la legislación europea y estandarizó el volumen de 75 cL [Torrent, s. f.]. Posteriormente este tamaño se convirtió en el estándar mundial para la comercialización del vino. Debemos tener en cuenta que ese es el estándar para las capacidades comprendidas entre los volúmenes indicados, pero que hay otros estándares, para capacidades menores y para capacidades mayores. Entre las menores destaca el de 0,125 L. Entre las mayores de la 1,5 L. El famoso botellín benjamín, es la cuarta parte de la botella de 0,75 L.

Botellas en la antigüedad

Los vinos del antiguo Líbano y Siria se envasaban en ánforas de barro. Costumbre que después fue continuada por Grecia y por Roma. También se usaban recipientes hechos pieles de animales, normalmente cabras o cerdos, y que se llamaban odres [ Odre, s. f.]. Otro recipiente usualmente utilizado para transportar vino eran los toneles, ya mencionados por Plinio el Viejo, aunque atribuyéndoles un origen celta [(Ecured, s. f.].

Tanto las ánforas, como los odres o los toneles, tenían un gran volumen –unas medidas muy normales en las ánforas eran los 39 litros y en el barril 225 L. Para servir en las mesas había recipientes mucho más pequeños, pero no servían para su trasporte. Para esa finalidad los romanos crearon botellas de vidrio. La más antigua que se conserva es del año 325 d. C. y está en el Museo Histórico del Palatinado de Alemania [Speyer, s. f.].

Botella Speyer. Hasta ahora es la más antigua que se ha encontrado en el mundo. El autor de esta foto es: Immanuel Giel y permite su uso bajo la licencia:  Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported. Obtenida de Wikipedia: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Roemerwein_in_Speyer.jpg . Agradezco enormemente a Immanuel Giel por permitir el uso de esta foto.

Pero este tipo de recipiente era muy poco usual. De hecho tuvimos que esperar hasta el siglo XVII para que se popularizasen, gracias al desarrollo del vidrio soplado. La más antigua que se conserva fue hallada en Northampton, Inglaterra y ahora se encuentra en Central Museum & Art Gallery de esa ciudad. Se ha fechado en 1657 [Enolife, 2020].

Las botellas de aquella época eran muy distintas de las actuales, eran mucho más panzudas. Un ejemplo podemos verlo a continuación:

Botella de vino de 1750. El autor de la foto es: Frank Papenbroock y se publicó en la Wikipedia en Alemán. Es de dominio público. Tomada de: https://de.wikipedia.org/wiki/Datei:Zwiebelflasche_1750.jpg

Hay dos detalles en los que quiero centrarme. Por un lado vean que en la parte superior del cuello hay un anillos que sobresalen. Se llama Gollete. Es interesante comparar la botella romana con la botella Speyer. La romana tenía el cuello liso. Esta tiene los anillos, como las actuales. La razón del gollete es reforzar la botella en el lugar donde está el corcho para evitar que reviente [Vinetur, s. f.]. Además, si se escurre, la botella queda sujeta en la mano gracias al gollete. Si se fijan, las famosas “frasquillas”, tan populares en los bares hace 50 años, también tenían un gollete.

Frasquilla. Típica de los bares de hace 50 años. Las usaban para tenerlas en agua y mantener el contenido fresco.

Botellas de hoy en día

Todos las conocemos. Son más altas que las del siglo XVII aunque conservan el gollete y la cavidad inferior que se llama picada. Sobre esta cavidad se dicen cosas que no son ciertas; por ejemplo que si es muy profundo el vino es de alta calidad y que si es bastante plano no es así.

Concavidad en el fondo de la botella (picada).

Realmente esa concavidad en el fondo de la botella tiene varias razones distintas para su existencia. La primera es una razón histórica. Las botellas se hacían de vidrio soplado, pero a diferencia de como se hace ahora (que se sopla por la boca); se soplaba por el culo, por lo que al sacar el tubo de soplar dejaba un resalte que rallaba las mesas e impedía que la botella quedase equilibrada. La solución fue meter el culo hacia dentro, creando esa concavidad [Perfer, s. f.].

La segunda razón, es de equilibrio de la botella. Cuanto más bajo esté el centro de gravedad, más difícil será que se vuelque. Un modo de bajar el centro de gravedad es hacer que el fondo tenga mucho más material y eso se consigue con el abombamiento.

La tercera razón tiene que ver, sobre todo, con el champán. Cuando se inventó el método champenoise, en la botella se creaba CO2 que aumentaba la presión dentro y muchas botellas explosionaban. De hecho, el estar tuerto era una de las enfermedades profesionales de los “champaneros” [Kennedy, 2012]. En el siglo XVII Blaise Pascal descubrió que la presión aplicada a un líquido se transmite con la misma intensidad en todas direcciones. Un modo de disminuir la presión es aumentar la superficie de la botella. Al hacer el abombamiento, aumenta la superficie y, por lo tanto, la presión en cada punto de la superficie disminuye. En las botellas de champagne (o de cualquier otro vino espumoso, como puede ser el cava), la presión del interior de la botella está entre 4 y 5 atmósferas.

Cuarta. Los sedimentos que se forman en el vino con el tiempo, se depositan en los lados. Si caen en el centro, se deslizan hacia el surco que está más bajo. Haciendo que sea mucho más difícil que caigan al vaso al llenarlo. Por otro lado también hace que se vean menos y que el vino parezca más limpio.

Quinta. Cambia la frecuencia de resonancia de la botella y hace que sea más difícil que explosiones en el transporte.

Sexta. El sommelier ve facilitada su labor al poder meter el pulgar en la picada.

Séptima. Una razón de marketing. Al disminuir el volumen útil, la botella parece más grande.

Octavo. Al limpiar con un chorro de agua, el abombamiento favorece que el agua vaya a todas partes.

Noveno. A la hora de manipularlas, apilarlas, se facilita la labor.

Bibliografia

Ecured (s.f.). Blog Ecured. Entrada con el título: Barril. Puede recuperarse de: https://www.ecured.cu/Barril#:~:text=La%20barrica%2C%20barril%20o%20tonel,sino%20todo%20tipo%20de%20mercanc%C3%ADas.

Enolife, (2020). Blog Enolife, entrada: La botella de vidrio para vino cumple 363 años. Se puede recuperar de: https://enolife.com.ar/es/la-botella-de-vidrio-para-vino-cumple-363-anos/

Odre (s. f.). Entrada en Wikipedia. Puede recuperarse de: https://es.wikipedia.org/wiki/Odre (consultado el 19/3/21).

Perfer, (s. f.). Blog bodegas Perfer. Entrada: Misterios sobre las botellas de vino que no conocías. Se puede recuperar de: https://bodegasperfer.com/misterios-sobre-las-botellas-de-vino-que-no-conocias/. (Consultado el 19/3/21).

Kennedy, (2012). Kennedy P. Who Made That Champagne Cork? The New York Times Magazine. 12 diciembre 2012. Se puede recuperar de: https://www.nytimes.com/2012/12/23/magazine/who-made-that-champagne-cork.html

Speyer, (s. f.) Entrada en Wikipedia con el título: Speyer wine bottle. Puede recuperarse de: https://en.wikipedia.org/wiki/Speyer_wine_bottle (Consultado el 19/3/21).

Torrent (s. f.). Torrent, Lluís. Entrada de blog titulada: ¿POR QUÉ LAS BOTELLAS DE VINO SON DE 75 CL? Puede recuperarse de: https://vivancoculturadevino.es/blog/2017/03/24/por-que-botellas-vino-75-cl/ (Consultado el 19/3/21).

UE, Directiva (1974). Directiva 75/106/CEE del Consejo, de 19 de diciembre de 1974, relativa a la aproximación de las legislaciones de los Estados Miembros sobre el preacondicionamiento en volumen de ciertos líquidos en envases previos. Puede descargarse de esta dirección: https://op.europa.eu/es/publication-detail/-/publication/c4e9c0c4-24f2-42a6-b051-ec3b8c2d93ad/language-es

Vinetur, (s. f.). Entrada en blog: Vinetur. Entrada: Anatomía de la botella de vino. Se puede recuperar de: https://www.vinetur.com/2016122026613/anatomia-de-la-botella-de-vino.html#:~:text=Pie%3A%20Concavidad%20en%20el%20fondo,sujeci%C3%B3n%20al%20servir%20el%20vino


Nota sobre fotos

Las fotos que se han utilizado, han sido realizadas por Félix Ares y Álvaro Ares y las licenciamos como Creative Commons . Attribution 4.0. International CC by 4.0. Puede usarlas pero deben dar crédito a los autores y que se han sacado de la página https://felix.ares.fm

Creative Commons License

_ _ _

NOTA: ya saben ustedes que el Spam está a la orden del día. Si pusiera me dirección de correo electrónico en forma visible, mi buzón se llenaría de basura. Si quieren ponerse en contacto conmigo, pueden hacerlo en esta dirección, que pienso está suficientemente difícil para los robots.

Kumala, vino de Sudafrica en Fuengirola

13 marzo 2021

Fuengirola multicultural

Como ya he dicho en otras ocasiones, en Fuengirola conviven personas con más de cien nacionalidades. Ello la convierte en un crisol de culturas, que no solo se refleja en los idiomas, también lo hace en los productos que se pueden encontrar en sus tiendas. Sorprende la cantidad de establecimientos con productos ingleses y nórdicos, pero no es la única sorpresa. Una de ellas es encontrar vinos sudafricanos.

Un pequeño recuerdo

Era un día de verano. Mi esposa y yo viajábamos en una línea aérea de bajo costo a algún lugar en Europa; no recuerdo exactamente a cuál. Esa línea tiene precios de los billetes muy baratos, pero a bordo no te dan nada gratis. Todo hay que pagarlo. En un viaje de varias horas y a la hora de comer, nos decidimos a pedir –y pagar– la comida del avión. Por un precio razonable nos dieron una comida también razonable. Me sorprendió la calidad. Por un pago adicional podías pedir un vino. Hace ya muchos años, pero creo recordar que por un botellín de 18 cl pedían 6 Euros. Pedí dos, uno blanco y otro tinto. El tinto resultó ser un vino sudafricano con uva Shiraz (a veces, también escrito cono Shirah). Me pareció excelente.

Digamos que este fue mi primer contacto con los vinos de Ciudad del Cabo en Sudáfrica.

Vinos sudafricanos

Tal vez a los españoles lo de los vinos sudafricanos nos suene muy exótico, no obstante tienen una larga tradición. Fue Simon van der Stel, gobernador de la Ciudad del Cabo, al que se debe el desarrollo de la industria vinícola en Sudáfrica (https://en.wikipedia.org/wiki/Simon_van_der_Stel).

En 1685, adquirió 763 hectáreas en la zona de Table Mountain. Allí instaló la finca “Groot Constancia“. Groot significa Grande en neerlandés. De allí surgió el vino que lleva el nombre de la finca y que se convirtió en mítico entre los conocedores del tema.

Entre las razones para que el vino sea excelente están su clima muy similar al mediterráneo, su variabilidad, la composición del suelo y los vientos del Atlántico.

Table Mountains, al sur de Ciudad del Cabo. Gentileza de Google Maps.

El desarrollo posterior ha convertido a Sudáfrica en el noveno productor de vino del mundo, con cien mil hectáreas cultivadas.

Recientemente, en una tienda muy cerca de Fuengirola, concretamente en Mijas, pero muy cerca de la frontera he encontrado un interesante vino sudafricano con uva Shiraz que me ha gustado. Se trata de la tienda Overseas.

No es de la finca “Groot Constancia”, pero sí lo es de la misma zona. Está ubicada en Table Mountains.

Características

Se trata de un vino con sabor intenso, afrutado y ligeramente amargo.

Precio

Dos botellas 10 Euros.

La uva Shiraz

Hay una ciudad en Persia (Irán) que se llama Shiraz y algunos historiadores piensan que esa zona es el origen de esta uva. Otros decían que su origen era Sicilia (Snitcovsky, 2016. Ver las citas en Bibliografía). También se ha hablado de Grecia, Egipto y Chipre (Meredith, 2012; Cabello, 2010). Pero lo cierto es que ninguna de las esas ideas es correcta.

Ya sabemos que los estudios de ADN están revolucionando la historia humana, y también lo está haciendo en la de las uvas. Un estudio de 1999, demuestra que su origen es francés. Sus padres son muy humildes. Por un lado, su madre es la variedad de uva blanca llamada Mondeuse Blanche y su padre es una uva tinta de la variedad la Dureze. De dos padres humildes se obtiene un hijo excelente. (Meredith, 2012). Mondeuse-Blanche es natural de Saboya y Alta Saboya en Francia. La Dureze, tiene un origen no muy lejano, en el valle del Ródano-Alpes.

Arriba, los padres de la uva Shiraz. A la izquierda el padre. A la derecha la madre. Las imágenes son de Wikipedia. Están tomadas de L’Ampélographie Viala et Vermorel , que es dominio público desde 2011.

Bibliografia

Cabello Pasini, Alejandro. (2010). Los Mitos del Vino: Origen de la Uva Syrah. Blog: Fratelli Pasini. Puede consultarse en: https://vinospasini.blogspot.com/2010/11/los-mitos-del-vino-origen-de-la-uva.html

Meredith, Carole.(2012) Origin of Shiraz. Congreso: Shyrah worldwide. Roma. Roma. 2012. pp 3 y 4. Puede consultarse en: http://www.tenimentidalessandro.it/en/download/SyrahENG.pdf

Snitcovsky, Adrés. (2016). Syrah: intenso y afrutado. Bolg: Cocina y vino. 17 de diciembre de 2016. Puede consultarse en: https://www.cocinayvino.com/vinos-bebidas/vino/syrah-intenso-afrutado-3/

Nota sobre fotos

Las fotos que se han utilizado, han sido realizadas por Félix Ares y Álvaro Ares y las licenciamos como Creative Commons . Attribution 4.0. International CC by 4.0. Puede usarlas pero deben dar crédito a los autores y que se han sacado de la página https://felix.ares.fm

Creative Commons License

_ _ _

NOTA: ya saben ustedes que el Spam está a la orden del día. Si pusiera me dirección de correo electrónico en forma visible, mi buzón se llenaría de basura. Si quieren ponerse en contacto conmigo, pueden hacerlo en esta dirección, que pienso está suficientemente difícil para los robots.