Nivelador de mesa español. En el bar “En tiempos de María Castaña”. Fuengirola

12 de mayo 2021

Me gusta el sentido del humor, no el humor burdo, sino el humor sencillo pero elegante. En el bar “En tiempos de María Castaña”, tiene muchos mensajes llenos de humor, y uno de ellos es el del nivelador de mesas español.

Me gusta el sentido del humor, pero en contra de lo que se dice habitualmente, el humor inglés me parece tremendamente burdo (véase Benny Hill), que alguien lo haya llamado “humor inteligente” me parece ridículo. El humor español a veces es tan malo como el inglés (véase Chiquito de la Calzada). Pero de vez en cuando te encuentras con el humor popular, el humor que no sale en la tele, y te hace sonreír. Ese es el caso de “En tiempos de María Castaña”. Su local está lleno de letreros curiosos, como, por ejemplo, ese que dice que “En vez de pedir la palabra clave del Wifi pide un vermut”.

En tiempos de María Castaña tiene unos precios muy baratos. Y, sin duda, una de las razones de tan ajustado precio es que no atienden en las mesas. Pero, claro, no atender las mesas tiene sus inconvenientes. Por ejemplo, sus mesas son de cuatro patas, y ya sabemos que las mesas así, la mayor parte de las veces cojean. En mi opinión son mucho mejores las mesas de tres patas, porque no cojean.

La solución que han adoptado las “chicas” (perdón, cualquier mujer menor de noventa años, para mí es una chica) de “En tiempos de Maria Castaña”, tiene su gracia. Al menos, me ha hecho reír.

Quizá lo más sorprendente del chiste es que funciona. Se trata de corchos cortados con forma de cuña, por lo que pueden poner en la pata que cojee y quedará equilibrada.

En cualquier caso, y que no se considere una crítica, yo pensaría en poner mesas de tres patas. Esas nunca cojean.

Nota sobre fotos

Las fotos que se han utilizado, han sido realizadas por Félix Ares y Álvaro Ares y las licenciamos como Creative Commons . Attribution 4.0. International CC by 4.0. Puede usarlas pero deben dar crédito a los autores y que se han sacado de la página https://felix.ares.fm

Creative Commons License

_ _ _

NOTA: ya saben ustedes que el Spam está a la orden del día. Si pusiera me dirección de correo electrónico en forma visible, mi buzón se llenaría de basura. Si quieren ponerse en contacto conmigo, pueden hacerlo en esta dirección, que pienso está suficientemente difícil para los robots.

La cazuela de la abuela 2021. Restaurante El Río. Fuengirola

9 de mayo 2021

El restaurante El Río no obtuvo ningún premio en la décima edición del concurso La Cazuela de la Abuela de 2021, pero en nuestra opinión ha competido con un buen producto y con una atención de sobresaliente.

La cazuela de la abuela es una ruta gastronómica promovida por el ayuntamiento de Fuengirola. Este año se cumplía su décima edición.

A lo largo de los años ha habido altibajos, unas veces los concursantes han preparado platos muy buenos y otras no tanto. Incluso, recuerdo algún año que fue tremendamente repetitivo, casi todos lo mismo: alubias, lentejas, alubias, lentejas. Este año, en mi opinión, ha sido uno de los mejores si no el mejor. Todos los participantes, que nosotros hemos probado, han sido muy buenos.

Una referencia a los premios pueden verla aquí.

Este año había una aplicación informática que te permitía valorar a los concursantes. Sin duda es una forma de hacerlo, pero, como todos los sistemas de votación, tiene fallos. Por poner tan solo unos ejemplos, no es lo mismo tener el establecimiento en la zona de la plaza de Chinorros, donde hay una enorme oferta y va mucha gente, que tener un establecimiento, no en primera línea de playa, en Los Boliches. Sin duda, al margen de la calidad, tendrá más puntos el de Chinorros que el de los Boliches.

En Los Boliches hay un restaurante que, en la Ruta de la tapa erótica y en La cazuela de la abuela, ofrece productos de gran calidad. Se trata de El Río. El año pasado y este año se han presentado a La cazuela con la misma cazuela –según me dicen, con permiso del ayuntamiento–. El año pasado quise ponerla en este diario, pero mis obligaciones me lo impidieron. Este año quiero hacerlo. Quiero rendir homenaje a los que trabajan bien. Ya sé que llego tarde. No sé de qué le servirá mi agradecimiento si no he sido capaz de hacerlo a tiempo para aumentar sus ventas. Pero quiero hacerlo.

Antes, cuando nos daban datos en papel, los guardaba y al escribir mis intrascendentes entradas en mi diario, podía recordar el nombre los platos; pero esta vez el ayuntamiento lo ha hecho con páginas de internet que cambian dinámicamente. Yo, inocente de mí, pensaba que cuando quisiera recuperar el nombre de la cazuela que se presentaba a concurso podría hacerlo. Pero me he encontrado con que no he sido capaz. ¡Cuidado! No digo que no esté, digo que yo, un poco torpe (Dr. en informática, autor del libro El Robot Enamorado, una historia de la inteligencia Artificial, …) no soy capaz de encontrarlo. Pero, sin duda, es mi problema.

Pero vayamos a lo nuestro. El año pasado, el restaurante El Río se presentó a La Cazuela de la abuela, con un no-sé-como-sé-llamaba, tal vez panecillo, con salsa y bacalao. Me gustó. Y mis obligaciones de aquel momento no me permitieron escribirlo en este diario, como hubiera sido me deseo. Este año, El Río, estuvo cerrado mucho tiempo. Con mi familia pasábamos por él muchas veces, pero estaba cerrado a cal y canto. Pero, con el principio de la apertura y de la Cazuela, estaba abierto. Entramos. Y vimos, con cierta agradable sorpresa, que era la misma cazuela del año pasado. Y digo agradable porque era muy buena.

Veamos la cazuela del año 2020:



La cámara de 2020 se me cayó al suelo y se estropeó, así que las de 2021 están sacadas con un teléfono (¡Sí!, con un teléfono. Ya me harté de ir con cámaras de dos kilos de peso). Aquí están las fotos de 2021:

La de 2021 ¿parece más grande? Pues no. Es que mi teléfono me permite acercarme más. En cuanto al color, ya saben que con los programas informáticos podemos cambiarlos a nuestro gusto. Los he dejado tal cual, sin modificar, ni tratar. Mi teléfono de hoy en día es un Realme 7 Pro.

Atención al cliente

Sinceramente, no sé cómo decirlo. Incluso el que yo creo que es el dueño (no lo sé) nos saludó con una sonrisa y nos dio explicaciones sobre la razón de que la cazuela de 2021 fuera la misma que la de 2020 (dicho sea de paso, reconoció que habíamos estado en 2020). Que el dueño, o el representante, o lo que sea, nos recordase me llenó de orgullo.

Pero lo más importante para mí y mi familia, fue la amabilidad del camarero que nos atendió. Sonriente, con ganas de explicar cualquier cosa que le pedimos… Una delicia.

¿Se creerían si les digo que unos días después de acabar la Cazuela, volvimos, y nuestra sensación fue la misma? Atención perfecta.

Localización

El restaurante El Río no es fácil de encontrar. No está lejos de la playa, pero está entre las antiguas casas de pescadores, lo que hace que llegar a él por casualidad, paseando por la ciudad, no sea sencillo.

Está en la Calle Manuel Fernández 1. Su teléfono es el 952 66 43411.

Para que lo vean más claro:

Ubicación del restaurante El Río.

No les quepa la menor duda: volveremos muchas veces.

Nota sobre fotos

Las fotos que se han utilizado, han sido realizadas por Félix Ares y Álvaro Ares y las licenciamos como Creative Commons . Attribution 4.0. International CC by 4.0. Puede usarlas pero deben dar crédito a los autores y que se han sacado de la página https://felix.ares.fm

Creative Commons License

_ _ _

NOTA: ya saben ustedes que el Spam está a la orden del día. Si pusiera me dirección de correo electrónico en forma visible, mi buzón se llenaría de basura. Si quieren ponerse en contacto conmigo, pueden hacerlo en esta dirección, que pienso está suficientemente difícil para los robots.